Menú Principal
20 de Noviembre de 2019

Consultorio Miraflores destaca resultados notables en usuarios de Programa Elige Vida Sana

A dos años desde su implementación en el Consultorio Miraflores de Temuco, el Programa elige Vida Sana ha obtenido grandes logros que se ven reflejados en los avances de sus usuarios que además de combatir el sobrepeso han logrado desarrollar hábitos de alimentación saludable.

Desde el año 2017, la estrategia que busca mejorar la salud y calidad de vida, reduciendo los factores de riesgo de desarrollar diabetes mellitus y enfermedades cardiovasculares en personas desde los 2 a los 64 años cuenta con una serie alternativas integrales que se adaptan a las necesidades de cada usuario que llega a través del Examen de Medicina Preventivo del Adulto (EMPA) o por derivaciones de profesionales del área de la salud que identifiquen algún factor de riesgo.

En el caso del Consultorio dependiente del Servicio de Salud Araucanía Sur, la nutrida oferta de actividades incluye entrenamiento funcional, que se realiza en el Gimnasio Bernardo O’Higgins; clases de hidrogimnasia en el Campo de Deportes Ñielol; y entrenamiento funcional con pilates  y acondicionamiento físico, donde la persona puede elegir el tipo de actividad física que se adecua más a sus capacidades.

Marianela Melo, nutricionista y coordinadora del programa Elige Vida Sana en Miraflores, destaca que “la experiencia ha sido muy buena, porque además de todo lo antes mencionado de actividad física, el programa contempla talleres o círculos de vida sana, que son charlas en apoyo al tratamiento, tenemos espacios para hablar sobre el riesgo de malnutrición en exceso, etiquetado nutricional, manejo de ansiedad, autoestima, y un taller de motivación para quienes están iniciando su proceso con nosotros”.

Por su parte Juan Pablo Colihuil, profesor educación física del programa valora la buena recepción de los usuarios, a quienes “generalmente les gustan las clases porque tenemos alternativas que van desde el agua, que no muchos programas pueden darlo, a pasar por una salsa de máquinas totalmente equipada,  o una clase en un gimnasio para un entrenamiento funcional con colchonetas, mancuernas. La gente va pasando por diferentes etapas y tener esa variedad de opciones a nuestros usuarios les gusta mucho”.

Testimonios

La población objetivo del programa son niños, niñas, adolescentes, adultos y mujeres embarazadas y post parto inscritos en FONASA, quienes participan en consultas nutricionales, psicológicas, evaluación de condición física, talleres deportivos, talleres educativos, entre otros, para promover un estilo de vida saludable. Lo que ha dado grandes resultados.

Gonzalo Soto Gutiérrez,  22 años, derivado para ingreso a tratamiento por Colesterol alto y Malnutrición por exceso.

“Esto ha sido bastante importante para mí, ingresé con obesidad y he bajado 17 kilos, me ha servido para bajar de peso y mejorar mi condición física. Las clases son bastante intensas pero es una buena experiencia para mejorar la condición física. La idea es con la constancia, disfrutar las clases y aprovecharlas al máximo, lo recomiendo 100%”.

Pamela Sepúlveda, 46 años, derivada para ingreso a tratamiento por Resistencia a la Insulina y Malnutrición por exceso.

“En 1 año y 3 meses de tratamiento he bajado 18,3 kg. Llegué al programa por otra paciente que estaba acá, me lo recomendaron, empecé a venir y ha sido excelente. He tenido muy buenos resultados, me he motivado mucho a bajar de peso, a comer más sano y como mi trabajo es un poco sedentario, esto me ha ayudado mucho. Uno trabaja la musculatura con máquinas, hidrogimnasia, y eso me saca de la rutina, me desconecto un rato, es como un a terapia que me ha ayudado mucho”.

Betzabé Treupil, 16 años, derivada para ingreso a tratamiento por malnutrición por exceso y observación de Síndrome Metabólico.

“En un ciclo vida sana de 6 meses he bajado 13,3 kg, me ha servido mucho para mejorar mi alimentación, mi vida, porque tenía mucho sobrepeso y me ha gustado el tratamiento. En la piscina no sabía nadar pero he prendido bastante. Además de hacer ejercicio en las máquinas, aprendí a hacer ejercicio en mi casa, me ha servido mucho”.

Carolina Quiñelef, 38 años, derivada para ingreso  a tratamiento por malnutrición por exceso.

“En 5 meses de tratamiento vida sana he bajado 11,5 kg, me llamó la atención que complementara ejercicios con alimentación saludable y hábitos alimenticios. Con el ejercicio uno siempre anda con más ánimos en el día a día, yo hago ejercicio 3 días por semana, más una alimentación más saludable, se puede conseguir una baja de peso considerable. Mi familia trata de seguir un poco mi paso en alimentación, hemos tratado todos de cambiar un poco los hábitos y no comer tanta comida chatarra”.