Menú Principal
29 de Junio de 2016

Consultorio Miraflores mejora calidad de vida a pacientes con heridas graves

A través de su unidad de Curaciones Avanzadas, aplica avanzadas técnicas para tratar úlceras varicosas, quemaduras, pie diabético y otros traumatismos graves a sus pacientes.


Curaciones 1Luis Morales padece de úlceras varicosas en sus piernas desde hace 15 años. El mismo tiempo que lleva atendiéndose en el Consultorio Miraflores. Aunque durante mucho tiempo no ha podido sanar sus heridas, en los últimos meses ha notado un gran cambio y una mejoría notable.

“Aquí la cosa cambió. Uno nota el cambio, ahora no hay tanto dolor. Con estas vendas compresivas es mucho mejor”, comenta un aliviado Luis al terminar su sesión de curaciones. “Se han visto resultados positivos. Por ejemplo yo tengo las dos piernas malas y ya la pierna derecha está mucho mejor, es bien poco lo que le queda para cerrar”, agrega.

Curaciones 2Este positivo resultado en el caso de Luis se debe a la Unidad de Curaciones Avanzadas del Consultorio. Nuevas técnicas para curar heridas y un personal experto atiende en cuatro boxes el tratamiento de quemaduras, lesiones corto- punzantes, pie diabético, úlceras venosas y otras heridas graves.

El equipo está a cargo del Enfermero Ramiro Aranda que está especializado en el tratamiento de heridas de alta complejidad y él junto a un equipo de técnicos entregan una atención que ha permitido sanar heridas que en otras condiciones habría sido imposible.

Este enfermero partió hace 7 años como técnico paramédico trabajando en curaciones, se fue perfeccionando hasta llegar a estar a cargo de esta unidad como uno de los profesionales con mayor conocimiento en el tema. “Para mí ha sido una experiencia muy enriquecedora, llevo poco más de dos años a cargo de esta unidad y estoy orgulloso de trabajar en el Consultorio Miraflores. He desarrollado un trabajo arduo con mucha dedicación y vocación”.

Curaciones 3Dedicación y vocación, palabras claves que Ramiro transmite a su equipo. Para Manuel Paredes, uno de los técnicos enfermeros que es parte de la unidad, “acá se aprende bastante porque se ve mucho, hay hartos tipos de heridas, uno se capacita bastante, tenemos mucho material para trabajar. Uno se va gratificando de eso. Ver la evolución de la gente, ver que está contenta, atender bien, son cosas que a uno lo hace crecer como persona”.

Así como a Luis Morales, que semanalmente cura sus heridas en esta unidad, otras 60 a 70 personas se realizan curaciones a diario en esta unidad donde se atiende a toda la población derivada del Servicio de Urgencia, policlínico, el Hospital Hernán Henríquez Aravena, y otros centros de Salud en donde han sido sometidos a intervenciones quirúrgicas o procedimientos que requieran curaciones posteriores.