Menú Principal
2 de Enero de 2020

Hospital Dr. Hernán Henríquez Aravena de Temuco destaca en la zona sur por intervenciones de endometriosis profunda

Cirugías de alta complejidad sólo se realizan en cuatro hospitales del sector público a nivel nacional: Santiago, La Serena, Las Higueras y el Hospital de Temuco.

Un alivio concreto al dolor y un cambio radical en la calidad de vida de mujeres, es posible gracias al equipo médico del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Regional, altamente capacitado para intervenciones de endometriosis profunda, que es la forma más severa de esta patología.

La endometriosis es una patología que afecta al 10% de las mujeres en edad fértil y en su variedad profunda al 2 %. En ella, se forman nódulos especialmente en la zona de los ligamentos del útero, el intestino y la vejiga. Hasta octubre de 2019 se han intervenido 41 pacientes con esta patología.

De acuerdo al médico cirujano-obstetra, especialista en laparoscopía avanzada de endometriosis profunda del Hospital, Dr. Edison Krause Arriagada, esta patología “se detecta principalmente por el intenso dolor que les produce durante la menstruación, aunque debido al desconocimiento, su diagnóstico puede demorar más de 8 años”.

Para algunas mujeres estos dolores son tan intensos que incluso les impide realizar sus tareas cotidianas, tal como relata la paciente J.N.V. de 35 años, quien fue intervenida en el establecimiento. La joven, desde que comenzó a buscar el origen de su dolencia, tuvo que esperar 4 años en ser diagnosticada y consultar a numerosos médicos para poder descubrir por qué estaba sufriendo tanto: tenía endometriosis, enfermedad que provoca que la capa interna que recubre el útero se desarrolle en otras partes del cuerpo.

“Tenía mucho dolor, tanto que llegué incluso a urgencias. El primer diagnóstico fue un tumor que luego fue descartado. Mi dolor fue en aumento, perdí trabajos ya que a veces ni siquiera podía caminar. Era una intervención que debía durar 3 horas pero que se alargó a 7 y desde entonces soy otra persona, mi vida tuvo un cambio radical” señaló la paciente.

El médico agregó que, en ocasiones, el dolor en sus casos más graves puede generar daños severos a otros órganos. Por lo que su cirugía es catalogada como compleja.

“Pero el desconocimiento de esta patología no es todo, ya que quienes viven en regiones, generalmente no tienen acceso a la intervención, porque principalmente quienes acceden a ésta son las mujeres que pueden costearla en centros privados. En el hospital se está operando esta patología y para hacerlo se requiere un extenso entrenamiento. Tener un mínimo de 12 a 15 procedimiento anuales de este tipo para mantener idoneidad y la certificación que exige la sociedad europea actualmente. Su correcto manejo requiere de unidades con cirujanos capaces de resolver casos muy complejos” finalizó Krause.