Menú Principal
20 de Agosto de 2014

Ministerio de Salud inició proceso de consulta pública de reglamento de etiquetado de alimentos

El Ministerio de Salud puso a disposición de la ciudadanía la propuesta de Reglamento de Etiquetado de Alimentos, a fin que las personas y los distintos estamentos puedan entregar sus apreciaciones y sugerencias sobre el documento.


Santiago, 19 de agosto de 2014.- El Ministerio de Salud puso a disposición de la ciudadanía la propuesta de Reglamento de Etiquetado de Alimentos, a fin que las personas y los distintos estamentos puedan entregar sus apreciaciones y sugerencias sobre el documento. El Ministro (s), Jaime Burrows, explicó que se trata de una normativa que busca reducir componentes que afectan la salud de las personas, básicamente los azúcares, contenido de energía, de sal y grasas saturadas. “Debemos tratar de implementar en todo lo que sea posible una política de salud que vaya a disminuir esta altísima tasa de obesidad y de consumo de nutrientes que son críticos y que afecta a la salud de la población”, dijo.

La autoridad presentó algunos ejemplos con la propuesta del nuevo rotulado, que contiene “advertencias que son bastante más claras que las planteadas en el reglamento que estamos cambiando y que van a permitir especialmente que los niños y niñas se den cuenta de que esos alimentos en realidad tienen niveles superiores a lo permitido y a lo recomendado. Por lo tanto, se trata de desincentivar su consumo”.

La principal diferencia con el reglamento anterior es el símbolo de la advertencia, que usaba el color amarillo y verde. “Esto claramente no se correlaciona en los focus group y en los estudios que se han hecho, con la advertencia. Puede ser valorado el color verde, por ejemplo, de una manera positiva. En cambio nosotros hemos dispuesto en el reglamento que la advertencia sea negra, porque es la única que ha tenido evidencia para la gente que ve el etiquetado como claramente una advertencia negativa”, explicó Burrows.

Respecto al contenido de la advertencia, la propuesta anterior establecía la frase “alto en”. De acuerdo a los estudios realizados por la Universidad de Chile, esa leyenda no se asocia necesariamente a una connotación negativa, “ya que muchas veces el ‘alto en’ puede significar ‘alto en proteínas’, ‘alto en fibras’, otorgando una valoración positiva. Por eso hemos cambiado la frase a ‘exceso de’, que para la gente sí tiene una connotación negativa”, dijo el Ministro (s).

El otro cambio importante que se está proponiendo se relaciona con la forma de medir los componentes críticos del alimento, pasando de porciones a 100 gramos. “El paquete completo es mucho más homogéneo en cantidad de gramos, que en números de porciones, lo que hace más fácil comparar”, puntualizó Burrows.

Un cuarto elemento importante de la propuesta de nuevo reglamento es que se prohíbe la publicidad de los alimentos o productos alimenticios que en su composición nutricional contengan energía, sodio, azúcares o grasa saturada en cantidades superiores a las establecidas el artículo 120 de este reglamento, en medios de comunicación o canales de expresión dirigidos a menores de 14 años.

Asimismo, tales alimentos o productos no podrán utilizar en su publicidad, incluido su rótulo y envase, elementos que atraigan especialmente la atención o interés de menores de 14 años.

En la oportunidad, el Ministro (S) estuvo acompañado del Jefe de la División de Políticas Públicas y de Promoción del MINSAL, Tito Pizarro; de la Jefa del Departamento de Alimentos y Nutrición del MINSAL, Lorena Rodríguez; y del Presidente de la Comisión de Salud del Senado, Guido Girardi.

El Senador manifestó que el reglamento que se está cambiando “dejaba afuera justamente los alimentos que más dañan la salud de las personas y de los niños, que son las cadenas de comida rápida, y establecía niveles que eran vergonzosos de tolerantes y que no servían para nada”. Con dichos niveles, precisó, “casi ningún alimento iba a quedar rotulado como ‘exceso de’, entonces lo importante es que este nuevo rotulado ayuda a la comprensión de que la sal, el azúcar y las grasas en cantidades importantes son los elementos tóxicos y son un veneno”.

El Presidente de la Comisión de Salud del Senado adelantó que se promoverá un proyecto de ley para que todos los restaurantes incorporen en su menú el precio, las calorías y la cantidad de sal que tienen sus platos. “Además vamos a establecer una obligación de que en todas las mesas servidas tenga que haber agua como una norma, ya que permite reemplazar el consumo de bebidas gaseosas dulces. Lo vamos a establecer por ley porque queremos colaborar al desarrollo de una mejor salud”, concluyó.

El período de consulta es por 60 días y las observaciones pueden hacerse llegar a través de la página web del Ministerio de Salud. Se espera que el 19 de noviembre esté el consolidado y respuestas a la consulta pública para ser enviado mediante decreto, con la firma de Autoridades y la Presidenta, a la Contraloría General de la República para su pronta toma de razón.