Menú Principal
9 de Abril de 2015

Para prevenir la influenza vacunarse está primero

Niños y niñas entre 6 meses y 5 años, embarazadas desde la semana 13 de gestación, adultos mayores desde los 65 años, pacientes con enfermedades crónicas y personal de salud son parte de los grupos prioritarios de la vacunación contra la influenza que se inicia en toda la provincia.


ae46a5000aEn la provincia de Cautín, la vacuna se entregará en forma gratuita en toda la red de salud donde se espera  inmunizar a 229 mil 720 personas y en la Región se alcanzará una cifra cercana a los 295 mil 792 dosis, es así como toda la red se encuentra preparada para esta campaña.

La vacuna es gratuita para todas las personas pertenecientes a los grupos objetivo, sean ellas beneficiarias de Fonasa o Isapre, independientemente del vacunatorio al que acudan.  Quienes no pertenecen a estos grupos y deseen vacunarse, deben cancelar el precio que definan los vacunatorios privados.

Como de costumbre, para asegurar el normal funcionamiento de los servicios asistenciales, la vacunación también estará dirigida al personal de salud.

El virus influenza, con sus diversas cepas, es responsable de severas infecciones, especialmente respiratorias, que pueden causar complicaciones de gravedad. La vacunación tiene como objetivo prevenir la hospitalización y fallecimiento por esta enfermedad en los segmentos de la población más susceptibles.

¿CUÁNDO ESTAMOS PROTEGIDOS?

Dos semanas después de administrada la vacuna, el organismo desarrolla protección, la protección dura hasta un año. Es importante señalar que la vacuna no protege contra enfermedades causadas por otros virus.

La vacuna puede provocar reacciones leves tales como dolor, enrojecimiento o hinchazón en el sitio de inyección. También puede constatarse ronquera, dolor, enrojecimiento y picazón en los ojos, fiebre y dolores musculares. Estas reacciones se pueden presentar poco tiempo después de la vacunación y duran 1 o 2 días.

Para ello es recomendable tomar abundante líquido, colocar compresas frías, a temperatura ambiente, en caso de que exista dolor local, no abrigar en exceso y no tocar la zona donde se ha vacunado.