Menú Principal
18 de Julio de 2019

PROGRAMA CAPACITA A SUS PACIENTES CRÓNICOS EN EL HOSPITAL DE VILCÚN: MÁS DE UNA DÉCADA PROMOVIENDO EL AUTOCUIDADO DE LA SALUD CARDIOVASCULAR

Por periodista Viviana Urrutia
Encargada Unidad de Comunicación Interna SSAS
viviana.urrutia@asur.cl 

Información y fotografías: Rayén Mariqueo Huaiquimil

Se cerró un nuevo ciclo de talleres de autocuidado en Salud Cardiovascular en el Hospital de Vilcún, que incluyó cinco talleres impartidos y cerca de una decena de pacientes participantes, que lo completaron.

Hace más de diez años que el Programa de Salud Cardiovascular del establecimiento realiza este arduo trabajo, mediante talleres dictados por profesionales, que educan a los usuarios sobre cómo cuidarse y controlar su patología a través de hábitos y decisiones de la vida cotidiana. El objetivo es incrementar la adherencia al tratamiento y evitar graves complicaciones en los pacientes, que pueden prevenirse con las medidas que se dan a conocer en cada actividad del ciclo.

Como ejemplo, en los talleres la nutricionista explica cuáles son alimentos saludables y la importancia de la actividad física; la enfermera  enseña de forma práctica cómo usar la máquina de control arterial y de glicemia, además de identificar los rangos normales para estar atentos; la terapeuta ocupacional da a conocer señales de pérdida de sensibilidad en el pie y refuerza cuidados de pie diabético. En otros talleres se indica cómo detectar un accidente cerebrovascular, síntomas del infarto y donde acudir o la importancia de seguir día a día el tratamiento farmacológico.

Estos talleres se han ido perfeccionando con el correr del tiempo y en ese sentido, actualmente existe una alianza con el Programa de Rehabilitación del Hospital, que fortalece los contenidos que se presentan, multiplicando el efecto en los usuarios. El Programa de Salud Cardiovascular busca reducir la morbilidad, la discapacidad y mortalidad prematura por afecciones crónicas no transmisibles, mientras que el Programa de Rehabilitación trata de prevenir la discapacidad en personas con enfermedades cardiovasculares.

Participaron en su ejecución profesionales de distintas disciplinas como médico, enfermera, terapeuta ocupacional, nutricionista y Tens del Hospital Familiar y Comunitario de Vilcún.