Menú Principal
22 de Julio de 2020

Psicóloga crea serie de cuentos para apoyar a los niños durante su etapa de confinamiento

Zoe: es la pequeña protagonista de 6 años que apoya a los niños a sobrellevar el período de cuarentena por Covid 19.

Diversas han sido las iniciativas llevadas a cabo por parte de los profesionales de la salud con el objetivo de enfrentar las consecuencias de la llegada del Covid 19. Una de ellas fue desarrollada por la Psicóloga Infantil del Hospital Dr. Hernán Henríquez Aravena, Consuelo Cárdenas, quien, apoyada por la Asistente Social, Ingris Llanquín de la de Fundación Mi Casa, perteneciente a la Red Sename, ha creado una serie de 5 cuentos infantiles ilustrados, dirigidos a los niños durante el proceso de confinamiento en sus hogares.

Los cuentos son protagonizados por el personaje de una pequeña niña de 6 años de edad, llamada Zoe y su familia, quien, como muchos otros niños,  debe enfrentar el encierro obligatorio o voluntario, que conlleva el confinamiento como medida de precaución sanitaria.

La idea surgió al darse cuenta de que la mayoría del material desarrollado estaba dirigido a los padres y adultos como pautas para papás o para profesionales que trabajan con niños o familia, con ciertas indicaciones que se daban para poder entregar consejos o recomendaciones a los niños.

Según la psicóloga infantil, “a través de estos cuentos quizá podemos visualizar la voz de los propios niños frente a estas experiencias tan personales, tan únicas, que ellos pueden estar viviendo y con eso también favorecer espacios donde en familia puedan compartir sus experiencias, puedan contar cómo está el uno y el otro y puedan apoyarse y por tanto, generar unidad familiar en medio de esto, que es un escenario de harto cambio de procesos de transición y que creemos que en la medida que la familia de cabida a estos espacios de conversación puede ser más llevadero y se pueden establecer relaciones más saludables”.

Por su parte, la trabajadora social Ingris Llanquín, coautora e ilustradora del proyecto manifestó su alegría por el desarrollo de esta iniciativa que, según dice, está dirigida a los niños, pero que también puede ser una herramienta para los adultos y profesionales.

“Los cuentos son herramientas positivas para poder reconocer y verbalizar esas emociones y darle un nombre a la experiencia que a todos nos ha tocado. Si a los adultos nos cuesta muchas veces adaptarnos a estos espacios de confinamiento, de control, de prohibición, de salir, de utilización de mascarilla, etc. También para los niños muchas veces no existe un espacio donde ellos puedan decir “así me siento yo o esto es lo que pienso yo”. Entonces creo que el cuento infantil ayuda a los papás para que sea esa puerta de entrada a una conversación respecto al tema de la pandemia y a nuestras propias experiencias” sostuvo.